Hoy te contaré mi experiencia como paciente, he tenido la experiencia de conocer a tres maravillosas psicólogas (Psicoanalista y Psicoterapeutas), considero que cada una me ha acompañado en momentos importantes de mi vida, me han sostenido, cuidado, guiado y en algunos casos también me han dado esas dosis de reflexión necesaria para poder conectar conmigo misma.
Cuando miro hacia atrás hace más de diez años cuando inicié este camino, no lo hice precisamente porque dije: “Ay qué lindo, me quiero conocer” Sino porque la estaba pasando pésimo a nivel emocional, sentía que todo estaba hecho un caos y ahora si miro hacia atrás reconozco lo valiente que pude haber sido en ese momento para poder cargar con mi dolor e ir a la consulta dos veces por semana, para mi era duro pero honestamente lo hacia porque era el único lugar en ese momento donde me sentía segura y agradezco infinito a la persona que me llevó y a especialista de ese momento, ella me acompañó por casi cuatro años y luego de ello dejamos de vernos porque yo iniciaba mi exploración en otros ámbitos de la psicología que me distrajeron de ese espacio.
Haciendo una reflexión de esos años, honestamente fueron años de conocerme mucho más, de soltar viejas creencias, de conocer mi lado valiente y maravilloso, de también conocer aquello que me hacía M los días, desde el corazón no cambiaría nada de todo lo que hablé, no hablé, sentí en ese espacio sagrado.
Este post, continuará espero pronto, sólo te quiero decir que el lugar seguro no es un lugar donde te sientes criticado, sino más bien acompañado, es un lugar donde se hablan de temas difíciles pero hasta eso lo puedes hacer con amabilidad y respeto, simplemente lo sientes.